5/01/2009

La nueva función de la OTAN


Por: Gustavo Sierra Prieto


En los primeros días del presente mes, se llevo a cabo en Estrasburgo - Francia, la cumbre de la OTAN y la celebración de sus 60 años de creación, y al analizar sus resultados y conclusiones nos damos cuenta que la Organización del Atlántico Norte ha cambiado su razón de ser y por ende su funcionamiento en el sistema internacional, para explicar lo anterior, vamos a analizar en primera instancia las razones de su creación y posteriormente su actual evolución en el contexto mundial.

Esta organización fue creada el 4 de abril de 1949 en Washington ( EE.UU. ) a través del pacto del Atlántico Norte, por Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega y Portugal, en 1952 se adhieren Grecia y Turquía y en 1955 la antigua Alemania Federal y en 1982 España, con el fin de realizar una alianza militar y política que les pudiera brindar una mutua defensa y la conservación de la paz en cada uno de sus países, debido a que los Estados Capitalistas Europeos y Americanos tenían temor de las represalias militares o económicas que pudiera iniciar el bloque comunista contra ellos, ya que en estos momentos llevaba tan solo tres años de iniciada la guerra fría, la cual comenzó en 1946 entre los EE.UU. y la U.R.S.S.

Pero la guerra fría termino entre 1989 y 1991, con la caída del bloque comunista en el mundo, por lo tanto la OTAN quedo sin ninguna razón de ser, no obstante, siguió funcionando en el contexto internacional y cogió bastante fuerza después de los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001 realizados por Al-Qaeda en los EE.UU., debido a que los EE.UU. comenzaron a utilizar esta organización como una herramienta política y militar para luchar contra el terrorismo a nivel mundial, tanto es así que fue fundamental para la intervención en Afganistán en el 2001 y en Irak en el 2002.

Y eso está bien, porque el terrorismo hay que combatirlo con toda la fuerza política y militar que se requiera; Lo que quiero dejar claro en este artículo es que la OTAN se está utilizando solo con este fin y bajo la dirección de los EE.UU., es decir se está convirtiendo en el “brazo político y militar” de esta Nación, para consolidar y desarrollar su política exterior en Europa y Asia, tanto es así, que en la cumbre realizada el 4 de abril en Estrasburgo (Francia ), se concluyeron como temas principales que los líderes de la OTAN se comprometieron a enviar más de 5.000 soldados adicionales para Afganistán, así como también reanudar las relaciones con Rusia rotas desde el conflicto de Georgia, y también se reafirmo la cooperación en la lucha contra el terrorismo internacional; Puntos importantes para la seguridad Nacional Norteamericana y por ende para el desarrollo de su política exterior sobre todo en el tema de Defensa y Seguridad.

Esta posición de los Estados Unidos para manejar a la OTAN de acuerdo a sus intereses, proviene de que su política exterior está basada netamente en la expresión moderna de la “Teoría del Realismo”, representada por el tratadista internacional Hans Morguenthau, ya que ven al Estado como un actor racional donde se debe maximizar el poder, entendiéndose esa maximización como el fortalecimiento militar para luchar por sus objetivos e intereses nacionales y por esta razón es de vital importancia la OTAN, teniendo en cuenta que los EE.UU. son la única potencia en este momento en el mundo y como potencia unipolar es fundamental el fortalecimiento de su política exterior.


GUSTAVO SIERRA PRIETO

Magister en Relaciones Internacionales